Saltar al contenido

Primero de Enero

febrero 18, 2018

La Nochevieja, Víspera de Año Nuevo, Año Viejo1​ o fin de año, es la última noche del año en el calendario gregoriano, comprendiendo desde el 31 de diciembre hasta el 1 de enero (Año Nuevo). Desde que se cambió al calendario gregoriano en el año 1582, se suele celebrar esta festividad, aunque ha ido evolucionando.

La tradición más popular cuando llega la medianoche, es quemar un monigote o año viejo que representa el año que termina. La costumbre está popularizada en todo el país.

Los viejos son quemados a las 00:00 horas del 1 de enero en las calles de las ciudades, frecuentemente con bastante estruendo (pues es común que se rellene a los viejos con petardos) y luego todo esto es seguido por una cena y festejos.

Tiempo atrás se fabricaba a los monigotes con prendas usadas rellenas de aserrín o papel periódico, ahora se lo fábrica principalmente con madera, cartón, y papel, y en los últimos años en Guayaquil se ha hecho costumbre la construcción de monigotes gigantes y muy elaborados que en algunos casos llegan a medir hasta diez metros.

Se realizan concursos para elegir el mejor monigote, principalmente en las ciudades de Quito y Guayaquil. Y se hacen presentaciones en vivo con juegos pirotécnicos a lo largo de todo el país.

Es muy común durante el 31 de diciembre en especial en las zonas populares que los hombres se disfracen de “viudas” y pidan dinero en las calles a los autos que transitan, acompañados de bailes y palabras picarescas representando así el agravio que siente la “loca viuda” por la próxima partida de su esposo, en este caso el año que está por terminar.

Todo esto al compás de música generalmente tropical. En las casas se tiende a armar un lugar donde se colocan a los monigotes o años viejos, ambientados en escenas jocosas, para que la gente los vea. De los monigotes se tiende a colgar carteles con frases sobre los personajes elegidos.

Esta tradición tiende a reunir a los barrios y familias, ya que los monigotes son armados por las personas del hogar o del barrio al igual que la ambientación que se les da.

es usual vestir ropa interior de color amarillo para atraer la buena suerte